sábado, 22 de febrero de 2014

Refundar el PSOE

Miras al PSOE actual y no reconoces tu partido. Te ves explicando a tus vecinos y amigos decisiones de la Ejecutiva que ni siquiera llegas a comprender cuando no estás directamente en contra.
No encuentras una respuesta desde el partido para los problemas que te afectan a ti o a los que te rodean. No ves una alternativa en la que puedas confiar, sólo la opción de tener que votar al PSOE para evitar otra mayoría del PP. Pero a veces no hay ganas ni de hacer ese esfuerzo, porque como socialista sabes que el voto es una herramienta de cambio, el máximo poder del ciudadano para decidir tu futuro y te lo están pidiendo a cambio de migajas, de miedo, del menos malo.
Tu voto vale más. Sabes que el PSOE -donde militas, donde alguna vez has militado, ese partido al que votas o al que votabas hasta hace poco- debería ser quien potenciara todavía más el valor de tu voto y de tu participación política, pero está haciendo lo contrario, debilitándote como ciudadano y eliminando así la posibilidad de ofrecerte una opción, una alternativa con la que combatir a la derecha, con la que ampliar derechos y libertades y con la que hacer de la política un espacio social de cambio y transformación.
El PSOE ha dejado de trabajar para ti. No está a tu servicio, ha dejado se ser la herramienta con la que tu podías cambiar la realidad que te rodea. Miras al partido y no ves un edificio con las puertas y ventanas abiertas, ves un búnker protegido y aislado de tu opinión y participación. Tu voz está reglada, limitada y acotada.
Hace tiempo que se toman decisiones en tu nombre, toman como aval tu presencia, la que tienes o alguna vez tuviste, pero no formas parte de la decisión ni del debate.
Has enviado enmiendas, has firmado manifiestos, has participado en grupos de bases, te han acusado de esconderte en la cuevita de la izquierda por proponer una alternativa puramente socialista y sigues sin lograr nada, sin generar ningún cambio.
El cambio no es de matices, es de concepto. Es una necesidad de transformación general que devuelva el PSOE a la ciudadanía, que haga de él la herramienta de cambio social que nunca debió dejar de ser.
Para ese cambio sólo es posible la respuesta completa, la refundación sobre los valores de socialismo democrático, situando de nuevo al PSOE a la vanguardia social. Listas abiertas, toma de decisiones a través de la democracia participativa, transparencia, procesos revocatorios, primarias abiertas -completamente abiertas- contacto con los grupos sociales. Sabes el camino.
Hay una nueva forma de hacer política, una revolución que lleva tiempo en marcha y que no ha necesitado de este PSOE para nada. Una revolución democrática en la que un partido socialista está siendo absolutamente irrelevante.
Se puede volver a estar orgulloso de ser socialista. Es fácil, basta con ser socialista.
Hagamos, juntos, un nuevo PSOE. Devolvamos este partido a los ciudadanos, convirtamos a la militancia en trabajadores para la ciudadanía y no en palmeros que pegan carteles. Queremos estar al servicio del ciudadano, recoger sus propuestas, dar formato a sus ideas, dejarnos guiar por sus necesidades y dar voz a los que no la tienen. La militancia como servicio político al ciudadano, no como servicio exclusivo para beneficio privado de determinados cargos.
Está en tus manos. Nosotros te presentamos la herramienta para que lo hagas posible porque sabemos que hay que traducir los deseos en realidades.
No estás solo. Juntos vamos a crear una corriente para hacer real la transformación propuesta y juntos vamos a poder presentar alternativas reales a los procesos de elección para que se pueda elegir.
No hay más libertad que la capacidad de eleccion, que la existencia de alternativas. Sin ellas no somos libres. Vamos a crearlas juntos.
Autor: Alberto Sotillos Villalobos, firmante del manifiesto por la Refundación del PSOE

No hay comentarios:

Publicar un comentario